Tenemos que hablar…cuando la relación se termina

Con esta frase típica empiezan muchas de las conversaciones que terminan en la ruptura de una pareja.

Una separación, un divorcio, independientemente de la situación en la que suceda: aparentemente de forma repentina, por infidelidad, tras una larga temporada de reflexión o incluso después de muchos años de insatisfacción en la pareja, va a producir un gran impacto emocional en los afectados.

Esta pérdida, la de una relación sentimental,  abre un camino, el del duelo, que ambas partes deberán realizar pero  por separado. La superación y buen desarrollo de este dolor,  permitirá a la persona continuar con su vida dándose nuevas oportunidades de bienestar y felicidad.

Ni que decir tiene que  en los casos en los que la pareja tenga hijos comunes, el buen desarrollo de un duelo por parte de los adultos reducirá de forma significativa los conflictos posteriores.

El duelo es un proceso largo, que cada cual realiza como puede. Conocer las diferentes etapas de este camino  y poder realizarlas de forma acompañada incluso por un profesional, facilitan el proceso permitiendo la expresión del desánimo, la culpa, la ira y todas las emociones asociadas a este periodo.

Prevenir el desarrollo de un duelo cronificado es importante para que la persona no se pare en alguno de los escalones de este proceso, por los que de forma inevitable  va a tener que pasar. Admitir que la ruptura nos afecta profundamente impedirá que el dolor por la separación se quede en la recámara a la espera de una mejor ocasión para presentarse (una enfermedad, una separación posterior, una dificultad laboral, etc).

Elaborar adecuadamente el duelo asociado a una ruptura de pareja es un trabajo arduo para el que normalmente se  pide ayuda a un profesional.
Elaborar adecuadamente el duelo asociado a una ruptura de pareja es un trabajo arduo para el que normalmente se pide ayuda a un profesional.

Mariela Michelena, en su libro “Me cuesta tanto Olvidarte”(La esfera de los libros 2014), relata de una forma clara y sencilla,  algunas de las implicaciones psicológicas de la ruptura de una relación.

Es muy recomendable.

Yolanda P. Luna

Anuncios

Un pensamiento en “Tenemos que hablar…cuando la relación se termina”

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s